>> CARTA ABIERTA A MI FAMILIA
>> A LOS PADRES DE LOS ADICTOS

INFORMACIÓN PÚBLICA

Un mensaje a los Profesionales
A medida que los profesionales, los programas de Gobierno y los medios de comunicación continúan poniendo su atención en el abuso de la droga y en los efectos que causa en la familia, Nar-Anon y Narateen reconocen la necesidad de poner en claro el objetivo de los Grupos. Nar-Anon / Narateen es:
Una Confraternidad separada de Narcóticos Anónimos (NA), que se basa en los Doce Pasos y las Doce Tradiciones adaptadas de NA, que brinda ayuda, fortaleza y esperanza a personas que han visto afectada su vida por el adicto de familiares y/o amigos.

Lo que Nar-Anon / Narateen NO es:
Una cura para el adicto
En Nar-Anon / Narateen se mantiene el enfoque sobre cada miembro en particular y no sobre el adicto ni en la conducta de éste. El propósito es cambiar las propias actitudes, aligerar la carga emocional al compartir con otros las experiencias personales, cambiar la atención obsesiva sobre el adicto y centrarse en uno mismo y en la propia recuperación.

• Una terapia, asesoramiento o una organización profesional
Nar-Anon / Narateen no es una organización de asesoramiento ni un centro de tratamiento; no está organizado ni opera en forma profesional aún cuando muchos profesionales derivan a sus clientes y pacientes a Nar-Anon. También se evita utilizar un lenguaje profesional, similar a los términos en ciertos programas de terapia o tratamientos particulares que puedan empañar el enfoque de autoayuda.

• ¿Por qué cooperamos con los Profesionales?
Porque es la manera de que los profesionales conozcan qué es Nar-Anon / Narateen, qué puede y qué no puede hacer y dónde se encuentra.
Porque a través de la comunidad profesional, los miembros de la familia pueden encontrar a Nar-Anon en forma más temprana.
Porque son los profesionales las personas autorizadas, por su formación, a detectar el problema y orientar la recuperación de las personas afectadas. Nar-Anon coopera con los Profesionales brindándoles:
- Oradores y literatura para conferencias, congresos, talleres y reuniones.
- Reuniones abiertas a todo público interesado en conocer acerca de este tema.
- Reuniones informativas en Escuelas, Instituciones, fábricas, etc.
- Reuniones informativas a alumnos universitarios, Asistentes Sociales de Tribunales, etcétera.
- Grupos Institucionales en Hospitales y Centros de Salud Mental donde se realizan reuniones
  para ayudar a los familiares de enfermos adictos.

CARTA ABIERTA A MI FAMILIA

Soy un adicto y necesito ayuda

No permitan que les mienta. Si aceptan que huya de la verdad me animan a mentir. La verdad puede ser dolorosa, pero traten de comprenderla.

No dejen que sea más listo que ustedes, pues sólo me haría eludir responsabilidades, y al mismo tiempo perderles el respeto.

No acepten mis promesas. La naturaleza de mi enfermedad me impide cumplirlas, aunque tenga intención de hacerlo en ese momento. Hacer promesas es la única forma que tengo de posponer el dolor. Y no cambien los acuerdos: si hemos acordado algo, cúmplanlo.

No permitan que me aproveche de ustedes. Ni que me impongas si lo hacen se convierten en cómplices para evadirme de mis responsabilidades. No me amonesten ni me den lecciones de moral, no me reganen ni me alaben, no me hagan reproches ni discutan conmigo cuando esté drogado o sobrio. No derramen mis cosas, quizás ésto les haga sentirse mejor, pero hará que la situación empeore.

No se enojen conmigo. Esto les destruirá y también destruirá cualquier posibilidad de ayudarme. No permitan que la angustia que sienten por mí les obligue a hacer lo que debería hacer por uno mismo.

No encubran ni intenten evitarme las consecuencias de mí enfermedad. Esto puede reducir la crisis, pero hará que la enfermedad empeore.

Ante todo, no huyan de la realidad como lo hago yo. La enfermedad que padezco empeora mientras siga yo consumiendo.

Comiencen ahora a aprender, a comprender y a forjar un plan de recuperación.
Averiguen qué es NAR-ANON, cuyos grupos existen para ayudar a las familias de los adictos.

Necesito la ayuda de un médico, de un psicólogo, de un consejero, de un adicto en recuperación que haya encontrado la sobriedad en NA. Necesito la ayuda de Dios. Yo solo no puedo ayudarme y aunque me aborrezco, a ustedes los quiero. Por favor ayúdenme.

A LOS PADRES DE LOS ADICTOS

Guía personal que me ayuda a utilizar los principios de NAR-ANON.

1) No mentiré para encubrir a mi hijo. Si él no va a clase, falta a las reglas de libertad vigilada y no cumple sus compromisos, con encubrirlo sólo alivio mi ansiedad temporalmente.

2) No protegeré a mi adicto de las consecuencias de sus propias acciones. Si se mete en líos con la policía, buscaré ayuda legal para atender cuales son mis responsabilidades legales, pero yo no soy responsable moralmente de las acciones de otro ser humano.

3) No permitiré que mi adicto maltrate a mis propios hijos ni los insulte. Pediré ayuda profesional si ésto ocurre.

4) No permitiré que mi adicto continúe siendo un pequeno Dios. Todos los miembros de mi familia tienen los mismos derechos.

5) No me preocuparé tanto por mi adicto como para no poder ver lo bueno existente en mi familia.

6) No intentaré impedir que mi adicto vaya en busca de drogas. Eso sería una ocupación constante, y por mucho que lo intentara, mi adicto hallaría una forma de encontrar lo que busca.

7) No pondré reglas para luego no cumplirlas. Si pongo una regla, trataré de ser firme en su cumplimiento.

8) No criticaré a otros miembros de mi familia si ellos a veces dejan que el adicto les manipule. No es de mi incumbencia ocuparme del programa de ellos.

9) No me resentiré por el hecho de que no puedo curar a mi hijo enfermo.

10) No me dejaré arrastrar por mis sentimientos de culpabilidad. Sí, he desempeñado un papel en la vida de mi hijo y he cometido errores. Aceptaré los hechos y pondré en práctica lo que he aprendido.

11) Trataré de no perder la paciencia y de no reprender, moralizar, culpar ni amenazarlo.

12) No tendré demasiadas expectativas de que mi adicto se recuperará, aunque mi familia haga todo lo que sepa y piense que sea correcto. Si ocurre un milagro en la vida de mi hijo, ese milagro ocurrirá entre él y su Poder Superior.

ES MUY IMPORTANTE UTILIZAR LAS HERRAMIENTAS QUE OFRECE NAR-ANON
- Ir a las reuniones y compartir nuestra experiencia.
- Practicar los Pasos.
- Llamar por teléfono a un compañero o a la madrina o padrino.
- Leer literatura de la Confraternidad.

 

Av. Corrientes 1922 • Piso 6 Of. 62 • C.A.B.A • Linea gratuita: 0800-999-3539 • Tel. 4954-8356 • email: info@naranon.org.ar